Cómo conseguir cumplir tus objetivos con éxito

Recién entrados en el 2015 es común comenzar a fijar propósitos a cumplir durante el año. Son muchas las buenas intenciones, pero ¿cuántos de esos propósitos llegan a cumplirse? Lo difícil no es planteárselo, sino cumplir tus objetivos con éxito, ese es el verdadero reto.

A continuación te damos una serie de pautas a seguir para lograr vencer los obstáculos y realizar todo lo que te propongas:

1. Buscar la motivación

A la hora de fijar una serie de metas a alcanzar, es muy importante hacerlo sin perder la motivación. Hay que buscar el por qué, la razón por la que algo se quiere hacer o conseguir. Quien tiene motivación, tiene mayor probabilidad de cumplir sus deseos, ya que denota una mayor predisposición a comprometerse con el plan fijado. La motivación supone la propia convicción, la energía y el motor que guiará a la persona hacia su meta.

2. No rendirse nunca

Uno de los factores determinantes para conseguir lo que queremos es tener perseverancia y no tirar nunca la toalla a la primera de cambio. Es fundamental el trabajo duro y el esfuerzo, no perdiendo nunca de vista la dirección y el punto hasta el que se quiere llegar.

3. Ser flexible

Desgraciadamente, muchos factores externos ajenos a la persona pueden interferir en los propósitos. Sin embargo, no hay que dejarse vencer por elementos perturbadores y hay que abrir la mente ante posibles imprevistos. Lo que asegurará el éxito es ser capaz de buscar alternativas y cambiar lo que sea necesario para seguir avanzando.

4. Organizarse

Es básico establecer prioridades, ordenando los propósitos por orden de importancia y preferencia, teniendo en cuenta las capacidades de la persona para poder llevarlos a cabo.

5. Compartir las metas

Comunica a tu alrededor, familiares o amigos, tus intenciones de realizar esos proyectos o propósitos que deseas cumplir. Compartirlo sirve de ayuda como estímulo y también como apoyo, lo cual mejora la motivación.

6. Recordar

No hay que olvidar a dónde se quiere llegar y por qué. Para ello, si es necesario, escribe la meta en un papel pequeño y léela cada vez que lo consideres. Eso te convencerá aún más y aumentará las oportunidades de alcanzarla.

7. Decir adiós a las excusas

Ponerte excusas a ti mismo solo te impedirá cumplir tus propósitos. Intenta convertir los pretextos en motivaciones que te hagan mejorar. La satisfacción obtenida posteriormente tras haber cumplido tus planes te hará sentir muy bien contigo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *