La formación continua, clave para el equilibrio entre los trabajadores maduros y el talento joven

La formación continua permite la creación y el desarrollo de personas competentes en su ámbito de trabajo o disciplina, y aplicarla a todas las edades puede suponer el éxito futuro de una empresa. Toda organización debe adaptarse y asegurar que sus trabajadores evolucionen acorde a las condiciones cambiantes del mercado y del panorama de cada momento.

Un punto medio entre trabajadores veteranos y jóvenes

Lo que se recomienda para una empresa es unificar ambas generaciones, mayores y jóvenes, de tal forma que se produzca un enriquecimiento mutuo y los relevos se realicen de forma ordenada, evitando así lagunas de habilidades o competencias. Lo ideal es mantener el valor de los trabajadores de mayor edad, actualizando y renovando sus conocimientos gracias a la formación continua, a la vez que se debe fomentar un buen nivel de contratación y capacitación de los jóvenes mediante la formación continua, que son la próxima generación de profesionales.

Los trabajadores de mayor edad aportan conocimiento de negocio y experiencia, mientras que los jóvenes talentos proporcionan innovación, frescura y nuevas habilidades.

Es necesario para una empresa encontrar el equilibrio entre los trabajadores más maduros, que son muy valiosos por su gran experiencia, y la incorporación de jóvenes talentos, que pueden aportar frescura e innovación a la vez que aprenderán de los empleados con más trayectoria. La permanencia de los trabajadores más experimentados no debe suponer la obstrucción del flujo de contratación de talento.

El papel de la formación continua

Formar a jóvenes de manera continuada es de gran utilidad debido a que, cuando un profesional veterano decida jubilarse, existirán profesionales jóvenes entrenados y experimentados que serán buenos candidatos para reemplazar el puesto con garantías de éxito.

Además, la formación continua permitirá a los jóvenes talentos recientemente incorporados a un empresa a seguir aprendiendo y profundizando en su campo específico de trabajo, lo cual optimizará el rendimiento y el aprovechamiento de recursos por parte del trabajador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *