¿Por qué es rentable invertir en educación?

Ya demostró con sus estudios James Heckman, quien ganó premio Nobel de Economía del año 2000, que es más rentable invertir en párvulos que en bolsa. Aparentemente, la economía no tiene nada que ver con la educación, pero en el fondo son dos conceptos estrechamente relacionados, según indican numerosos autores

Una sociedad avanzada no se concibe sin educación, ya que es esencial para el desarrollo de la misma. De los análisis de James Heckman se desprende el dato de que invertir en aptitudes socioculturales de los niños -tales como la autoconfianza o la motivación- a la larga genera mayor beneficio económico y social que otras inversiones de otro tipo.

Una educación temprana de calidad aporta muchos beneficios según han demostrado los trabajos científicos de años recientes.

La fórmula es sencilla: a mayor nivel de educación de la persona, mayor nivel de renta y bienestar.

El fracaso escolar

El abandono prematuro de los estudios es el lastre social que soporta España, ya que sus índices son muy altos, del 29% frente al 14% de la Unión Europea, pese a las reformas educativas que intentaron poner freno al fracaso escolar.

Este problema no es aislado, sino que tiene una repercusión directa en las arcas públicas, ya que a menor formación, menor es el salario y menor es el consumo. Además, algunos estudios han medido que una persona que posee estudios universitarios paga cerca del triple en impuestos que alguien sin estudios.

Las conclusiones de los diversos estudios revelan que, si se apuesta por invertir en educación desde edades tempranas, se conseguirá fomentar la escolaridad, reducir la delincuencia, mejorar las aptitudes de los jóvenes y conducirles hacia un mayor nivel de renta en el futuro, lo cual se traducirá en un mejor nivel de vida y bienestar, lo cual revertirá a la sociedad en forma de impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *